La cárcel de donde se fugó “El Chapo”

La prisión de máxima seguridad de “El Altiplano” por donde presuntamente hizo un hoyo para escapar Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue creada para los más peligrosos delincuentes de México, donde supuestamente no era posible la corrupción, ni un entorno con privilegios; sin tráfico de dinero, ni drogas y sin autogobierno.

Todo esto se vino abajo con la fuga de “El Chapo”, donde queda evidente que eso y más se permitía, que todo era posible. Incluso, hasta el presunto uso de una tableta electrónica del capo que dejó en la mesa de la celda número 20 por donde se dice salió por un boquete.

No todo era así en el pasado, según revelaron los mismos presos que no rebasaban los setecientos. En los inicios, la prisión se llamaba “Almoloya”, cuyo nombre viene del lugar donde está ubicada dentro del Estado de México. Fue construida durante el sexenio del expresidente, Carlos Salinas de Gortari, e inauguró sus barrotes y bloques de concreto en noviembre de 1991. Su primer director, Juan Pablo de Tavira, se caracterizó por tener sometida a la población penitenciaria, a quien trataba con severidad y rigidez y sin ninguna libertad.
Juan Pablo de Tavira, murió asesinado de 4 tiros en la cabeza en el interior de un comedor en un centro de la Universidad Autónoma en Hidalgo, México. Se enfrentó verbal y cara a cara con Rafael Caro Quintero, quien confesó haberse encontrado con su “diablo” frente a Pablo de Tavira, quien nunca lo dejó tener sus comodidades que tenía en su anterior condena en prisión dentro del Reclusorio Sur.

Por esa cárcel han pasado los grandes narcotraficantes y criminales de México, entre ellos, Rafael Caro Quintero (ahora prófugo de la justicia luego de que un juez lo dejara en libertad), Osiel Cárdenas (extraditado a Estados Unidos), Benjamín Arellano (ex líder del cártel de Tijuana). Mientras tanto, aún deambulan por sus pasillos, Daniel Arizmendi “El Mochaorejas” (peligroso secuestrador) y Edgar Valdéz Villarreral “La Barbie” (sicario de Arturo Beltrán y acérrimo rival de “El Chapo”) entre otros muchos varones de la droga.

Cuando era reportero para el programa “Monitor” de Radio Red, me tocó cubrir y narrar las presentaciones de Mario Aburto Martínez y Othón Cortés, implicados en el crimen del malogrado candidato presidencial, Luis Donaldo Colosio.

Entrar al penal del entonces llamado “Almoloya” en 1994, era todo un viacrucis, a cada periodista nos olfatearon los perros y nos revisaron manualmente el cuerpo para detectar algún objeto extraño, pasamos por los rayos X, atravesamos más de una decena de puertas electrónicas y con rehilete. Cruzamos diferentes pasillos que lo convertían en un laberinto para llegar a la aduana de vehículos, ahí los implicados en diferentes momentos de sus capturas, fueron presentados detrás de un cristal antibalas; eso era un búnker.

Pero el tiempo demostró que en esa prisión de máxima seguridad se relajaron los protocolos. En 2005 cuando este penal se llamaba “La Palma”, circulaban videos de las relaciones sexuales de los internos. En esa época mataron al hermano de “El Chapo” Guzmán.

Aun así, nadie puede entender esta fuga sin complicidad, donde las visitas a las celdas son sorpresivas, donde llegan escoltas con perros olfateando, donde guardias entran a cualquier hora, desnudan y revisan a los reos prenda por prenda y de manera constante y repentina. También guardias ponen a los reos a hacer sentadillas y no les permiten tener relaciones sociales con otros presos.

Pareciera que la mejor manera de salir del penal es comprar a los guardias y burlar todos los sistemas de vigilancia. No hay que olvidar que Joaquín “El Chapo” Guzmán estuvo en esa prisión en 1993 antes de ser llevado a Puente Grande Jalisco, donde huyó por primera vez.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Acerca de Edgar Muñoz

Biografía

Mi nombre es Edgar Muñoz, soy de Tepatitlán, Jalisco. Estoy muy orgulloso, muy contento de integrarme a Telemundo 52. Mi mayor satisfacción como periodista es el contacto con la gente. Yo soy como ellos, soy un inmigrante en este país. Lucho todos los días para que el sueño americano sea nuestro sueño. Los espero en Telemundo 52 en los noticieros de 6pm y 11pm.

leer más